Cuando escuches este mensaje, ya estaré muerto

Exhibited by
Alhelí Quintanilla
Added
September 13, 2015
Medium of Communication
Medio de comunicación: TV, radio, cine, diarios, baners, redes sociales, microweb
Target Audience
Público al que te diriges: Personas que desconocen la enfermedad
Type of Charity
Tipo de ONG: Salud
Country of Origin
País de origen: Holanda
Date of first appearance
Fecha de primera aparición: 2011

El punto de vista de SOFII

Esta potente y emotiva campaña le da voz a los enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA o ALS, por sus siglas en inglés). A pesar de la tragedia contenida en su duro mensaje, hay mucha humanidad y dignidad en esta laureada campaña multimedia.

Objetivos

La esclerosis lateral amiotrófica , también conocida como enfermedad de Lou Geh rig, es una enfermedad incurable del sistema nervioso. Según avanza, los músculos del paciente dejan de funcionar uno por uno. Que te diagnostiquen ELA es equivalente a una sentencia de muerte porque no existe cura; muchos pacientes fallecen a los tres años de ser diagnosticados.

La fundación holandesa para el ELA (Stichting ALS Nederland) estaba decidida a recaudar fondos para la investigación contra la enfermedad y concienciar sobre esa urgente necesidad. Pero carecían de presupuesto para lanzar una gran campaña.

La agencia Publicis decidió pedirles a los pacientes de ELA y a sus seres queridos que sirvieran de embajadores para la fundación. Pusieron en marcha un proyecto secreto: seleccionaron a nueve pacientes de ELA para formar parte de una película y una sesión de fotos bajo la atenta mirada de sus amigos y seres queridos. Fueron filmados hablando sin tapujos de la enfermedad y pidiendo una donación para la Fundación.

¿Qué mensaje ofrecieron?  “Apoya a la Fundación Holandesa de ELA. No por mí, yo ya estaré muerto”.  Los nueve participantes fallecieron antes de se difundieran los anuncios.

El primer anuncio estaba protagonizado por Joep Cobben, quien fue diagnosticado con ELA en septiembre de 2009. Su anunció se difundió dos semanas después de su muerte, en 2011. Fue una duro ejemplo de cómo las personas con ELA pasan de estar casi bien a morir en un breve lapso de tiempo.

La campaña se difundió  a través de la televisión, de la radio, en carteles en las calles, en medios impresos, en cines, en las redes sociales, en una microweb en internet… Los espacios fueron cedidos gratuitamente por los medios de comunicación.

Además, se realizó una extensa promoción y los anuncios salieron en los informativos nacionales como parte de una noticia más extensa sobre el ELA y la campaña. También se habló de ella en programas de entretenimiento, tertulias y revistas, en las que se contactó con los familiares u a otros pacientes para hablar sobre la enfermedad.

Vídeo de la campaña de la Fundación Holandesa para el ELA

Resultados

Seis meses después de que empezara la campaña, el conocimiento sobre el ELA aumentó del 62% al 81%. El deseo de donar creció del 27% al 40%. Las donaciones subieron un 500%.

El bonus especial fue la inesperada participación de la muy querida princesa Maxima (ahora reina), que vio la campaña y asistió en septiembre de 2012 en una carrera a nado por los canales de Amsterdam  organizada para recaudar dinero. Sólo ese evento  recaudó 700.000 euros para la Fundación. Esta campaña fue presentada en las sesiones del  I Wish I'd Thought Of That (IWITOT) que SOFII organiza en el Congreso Internacional de Fundraising 2015.

Traducido por:

Alheli Quintanilla